Protocolos para atentados terroristas

Protocolos para atentados terroristas

Enric Navarro

Experto perfilación criminológica

Socio colaborador

Cuando al hecho de tener que enfrentar una agresión se añade el caos y el pánico masivo en la escena, o tienes las ideas claras o tus posibilidades de salir con vida serán mínimas.

Desde que el ser humano dejó de ser mono, tal vez incluso desde antes, ha habido enfrentamientos motivados por diferentes causas, y cuando las causas no han sido motivadas por un deseo propio, sino ordenadas por un superior en una cadena de mando, y con una intención de lograr un objetivo que beneficie a una causa estratégica, política, social, económica, territorial, religiosa, o colonialista, y no solo a una motivación personal del agresor, hablamos en la mayoría de los casos, de actos de terrorismo.

A diferencia de los actos de guerra, el terrorismo no es entre países que han tratado de agotar vías políticas y diplomáticas para la solución de un asunto determinado, y no es entre profesionales armados de dos países legalmente reconocidos por terceros. Sino que son actos en ausencia de guerra, perpetrados por un colectivo más o menos profesionalizado pero No profesional, y en la mayoría de los casos contra personas civiles que nada tienen que ver con sus objetivos y que no tienen poder de decisión para negociarlos.

«Si conoces al enemigo y a ti mismo, no debes temer el resultado de un ciento de batallas.«

Sun Tzu

«…mentalidad proactiva; que le hizo levantarse a por el terrorista y gracias a eso no solo él sobrevivió, sino que todos los pasajeros del tren a día de hoy están con vida.«

ATAQUE MÁS EMPLEADOS 

Aunque lo más común suelen ser los artefactos explosivos ubicados en fiambreras que se pegan a los bajos de un vehículo, o en el interior de bolsas de deporte y mochilas, o incluso en chalecos adosados al cuerpo bajo la ropa del terrorista, a lo largo de la historia hemos visto otros tipos de ataques contra la población mediante el uso de químicos en depuradoras de aguas, gases en espacios cerrados como en el metro de Tokio (gas sarín), ataques con armas de fuego desde posiciones elevadas, entradas con armas largas en edificios como Charlie Hebdo o vehículos en marcha como el tren Amsterdam-París, Atentados con corto-punzantes como los atentados de Bridge of London, o incluso el uso de vehículos con o sin pasajeros para arremeter contra masas de población como los aviones del 11S en Nueva York, o los camiones en Niza o Barcelona.

Una de las últimas organizaciones terroristas aparecidas, además con objetivos en distintos lugares del globo terrestre es el terrorismo islámico, que en el 2016 ya proclamó la consigna de “mata con lo que tengas a tu alcance”, no solo fabricando explosivos con elementos fáciles de conseguir en cualquier supermercado o tienda de ultramarinos sin percibir sospecha, sino atacando con útiles de cocina como cuchillos, o con los propios vehículos de transporte de mercancías y personas, que pueden tenerse en propiedad, alquilarse o ser robados, aumentando las posibilidades de éxito de su ataque al ampliar las posibilidades de rearme; teniendo la policía no solo que vigilar el tráfico ilegal de químicos, explosivos y armas de fuego, sino teniendo que estar atentos a muchos más parámetros.

PREVENCIÓN

Pese a que si existen a nivel seguridad profesional protocolos de prevención mediante mecanismos activos y pasivos para cada uno de los tipos de atentados (en las antiguas civilizaciones ya se usaban esclavos para probar la comida del emperador y así cerciorarse de que no estaba envenenada, a día de hoy hay protocolos de revisión del correo para detección de explosivos o tóxicos como ántrax y derivados), a nivel particular es impensable ir con inhibidores de frecuencia, medidores de toxicidad del agua, o indicadores de radioactividad, o gases varios por citar algunos ejemplos. Si una bomba explota de repente y estás en su radio de explosión, es complicado que puedas hacer mucho.

Sin embargo, si podemos tomar conciencia de seguridad, tanto en espacios cerrados como abiertos y seguir consejos básicos que en momentos determinados podrán ayudarnos a sobrevivir.

El hecho de adquirir rutinas de seguridad no implican volverse paranoico, igual que me pongo el cinturón de seguridad y no conduzco con miedo creyendo que voy a morir al volante, puedo adquirir ciertas costumbres que lejos de hacerme sentir miedo, producirme insomnio o desarrollar síndrome de hipervigilancia, me harán estar más seguro.

Al entrar en un edificio, observa las salidas de emergencia, ventanas, extintores, baños, etc. Ten siempre una buena composición del lugar dónde has entrado, valorando:

– posibles vías de huida (sala bataclan noviembre 2015)

– Posibles lugares dónde encerrarte (supermercado kosher enero 2015)

– Si hay una avalancha humana hacia una dirección concreta (hacia una salida), valora otras salidas o posible protección en el interior. (Caso love parade 2010 o caso Madrid Arena 2012 sin ser necesariamente atentados terroristas).

– Cuando puedas ve en sentido contrario a los coches, esto es viendo a los coches que vienen hacia ti. (atentado paseo marítimo Niza julio 2016)

– si puedes escoger calle, mejor calles con bolardos, árboles, o coches aparcados (que en un momento dado puedan hacerte de parapeto. (atentado rambla Barcelona agosto 2017)

– atento a las señales de peligro, ruidos de coches a gran velocidad, gritos, choques, tiros, etc.

– si hay heridos toma un momento para valorar la escena antes de ir a ayudar. En los atentados de Londres del 3 de junio 2017, se creyó que los terroristas corrían a auxiliar a la gente, y en realidad iban con cuchillos a rematar a todos los que se movieran.

– En espacios con grandes aglomeraciones mejor situarte en el perímetro que en el centro de la aglomeración (francotirador concierto las vegas oct 2017).

 

Si dividiéramos la agresión en una línea temporal posiblemente encontráramos 4 momentos con distintas actitudes dependiendo de las características psicológicas de cada individuo:

Antes, Al Inicio, Durante, y Después, pudiendo reaccionar cada persona de distintas formas en función de su preparación y predisposición mental y el bloqueo psicológico que pueda o no tener.

Tiempos Mentalidad Proactiva Mentalidad Reactiva
Antes: Actitud preventiva con observación del entorno, y situación en los mejores sitios para huir o ponerme a salvo. Sorpresa ante el atentado que te llega desprevenido y en cualquier parte del escenario.
Al Inicio: Dependiendo de varios factores toma la decisión de huir o enfrentarse. Siempre trata de huir como primera opción. Cuando no puede huir, se encoje y se prepara para recibir la amenaza.
Durante: En caso de no haber podido huir, sólo queda un camino, y este es el enfrentamiento, tratando de salvar la vida. Sumisión y rezos por mantenerse vivo cuando todo acabe.
Después: Estrategias de primeros auxilios, control hemorrágico, respiración, pulso, y temperatura. En caso de mantener la conciencia gritos de auxilio para que otro me aplique primeros auxilios.

Habiendo visto en la primera parte del artículo las posibles medidas preventivas vamos a tratar sintetizar los posibles factores que decantarán mi decisión al inicio del atentado de huir o enfrentarme.

Distancia: Igual que cuando ponemos a dos niños a jugar al pilla-pilla si la distancia no es suficiente el pillador acaba atrapando al pillado, necesitamos una distancia mínima para correr, en caso de no tenerla lo mejor es quedarse si no queremos acabar apaleados, apuñalados o disparados por la espalda.

Escenario: Si el escenario dónde nos encontramos tiene posibilidades de salidas o coberturas podemos tratar de huir, si estamos en un vehículo en marcha, un ascensor, o cualquier otro tipo de habitáculo hermético no podremos marcharnos por mucho que lo deseemos.

Compañía: Muchos hablan de correr como primera opción a la defensa personal, pero ¿lo harían cuando van acompañados de su hijo pequeño? Hay momentos en que tu conciencia no te permite alejarte del peligro dejando a otros indefensos, en esos momentos no puedes ser sumiso y la única opción de supervivencia la gran mayoría de las veces es el enfrentamiento.

 

En la siguiente Entrevista Criss Norman ex-miembro jubilado del SAS británico y uno de los que detuvieron al terrorista armado del tren Ámsterdam-París tiene una mentalidad proactiva, que le hizo levantarse a por el terrorista y gracias a eso no solo él sobrevivió, sino que todos los pasajeros del tren a día de hoy están con vida.
Durante el ataque, vamos a distinguir dos procedimientos distintos en caso de estar en un espacio cerrado o estar en espacio abierto.

 

Inmueble – Sitio Cerrado

Aire Libre – Espacio Abierto
Corre Siempre que sea posible, al detectar la amenaza debemos tratar de alejarnos del foco de peligro como si de un incendio se tratara, abandonando las pertenencias, ayudando a otros a escapar también, pero sin pararse a convencerles si no quieren huir. Escóndete Si en un espacio público oyes el silbido de las balas, o ves a alguien esgrimir un arma de fuego es mucho mejor esconderse que salir corriendo. Buscaremos cualquier sitio que impida la visión de dónde estamos. Si el terrorista no te ve y no sabe dónde estás, no puede dispararte expresamente a ti. Entre todos los lugares dónde esconderte, son preferibles aquellos que te sirvan como cobertura.
Escóndete En caso de no poder huir debemos tratar de encerrarnos y bloquear las puertas y alejarnos de ellas, silenciar y quitar la vibración al móvil, apagar las luces y guardar silencio. Cúbrete Tanto si te ven y saben dónde estás, como si además de cobertura te sirve de escondite, son mejor aquellos elementos escudo que:

– sean de cemento o hormigón y contengan tierra dentro como grandes maceteros que pueden impedir el avance de las balas.

– Elementos de metales pesados, aceros, hierros, etc., como grandes bolardos anclados al suelo, vigas de metal, o motores de coche tanto si nos escondemos junto al motor por fuera, como si nos tumbamos bajo el volante si vamos dentro del vehículo.

 

Pelea En caso de no poder hacer las cosas anteriores, debemos enfrentarnos a los terroristas, con aquello que tengamos a mano y lo más contundente posible. Agáchate Pese a lo que pueda engañarnos Hollywood no es fácil acertar en el blanco y no todo el mundo tiene buena puntería, ni jugando a los dardos, ni encestando en la canasta ni disparando. Se necesita un entrenamiento que muchas veces ni siquiera el terrorista tiene. Quedarse tumbado, ocupando el mínimo espacio, y no moverse del sitio cuando el terrorista está lejos (siempre que no avance hacia mi), es más factible que correr dónde si lanzara una ráfaga de disparos sería más sencillo alcanzarme.

* IMPORTANTE: en un atentado terrorista con los terroristas a pie de calle entre la población, no tirarse al suelo ni hacerse el muerto, muchas veces tratan de rematar a los heridos, o si se auto-inmolan con un chaleco de explosivos y estás en el radio de explosión no serviría para salvar tu vida.

PRIMEROS AUXILIOS

Tras el ataque, si sigo con vida y consciente trataré primero de evaluar mi propio estado de salud, auto-haciéndome un par de preguntas sencillas (qué día es hoy, cuando es mi cumpleaños), de este modo podré evaluar posibles impactos en la cabeza. También valoraré si soy capaz de mover mis extremidades, apretar fuertemente mis puños, y pasaré a tocarme distintas partes del cuerpo (piernas, abdomen, pecho, etc.) y valorar si siento la presión de mis manos contra mi cuerpo. El hecho de tocar y arrastrar la mano presionando sobre mi cuerpo, me hará valorar si alguna parte de mi cuerpo está sangrando bajo la ropa (en ese momento puedo no sentirlo).

Una vez me he auto-evaluado pasaré a aplicarme las medidas de primeros auxilios que me mantendrán con vida hasta la entrada en un centro sanitario dónde los expertos me ayudarán en todo lo demás:

– Control de sangrado: hay que evitar sangrar taponando fuertemente las posibles heridas que tenga. Puedo improvisar tapones con tela, tapar con cinta americana, o improvisar torniquetes con lo que tenga a mano. Cualquier cosa que haga que sangre menos será buena.

– Control de respiración y pulso: es importante tratar de no quedarse dormido, y si se hace siempre con la cabeza ladeada o mirando al cielo, si nuestra cabeza cae con la barbilla pegada al pecho la respiración será más complicada. En un momento de estrés, nuestro pulso debería ser fuerte y rápido, si el pulso apenas se aprecia y es lento, o lo estamos tomando mal, o tenemos un problema dentro del cuerpo. Tras los atentados del 11M 2004 en Madrid mucha gente tuvo desgarros estomacales y hemotórax, aparte de roturas de tímpanos con sus consecuentes sangrados internos, debido a la onda expansiva producida por la explosión.

– Control de Temperatura: la hipotermia, también puede producirnos parada cardio-respiratoria, es importante mantener nuestra temperatura corporal entre los estándares normales de 35ºC y 37,5ºC, un fuerte descenso de la misma podría indicar que nuestro principal termorregulador (el agua que compone mayoritariamente la sangre) no está en su sitio. Si es imposible detener la hemorragia porque es interna, es importantísimo tapar con prendas o ropa seca hasta la llegada al centro sanitario.

Por favor, califica este post

 

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

2

Junio, 2018

Noticias E3A

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA
Para la realización del presente tema se estructuran las clases en tres fases:

– Fase a distancia: a través de la plataforma online que la UDIMA pone a disposición de sus alumnos, adquieren los conocimientos teóricos en los aspectos legales de la asistencia sanitaria en zonas de operaciones según la “STANAG 2549” y las directrices del CoTCCC.

– Fase teórico-práctica: los alumnos adquieren durante el presente curso una metodología de trabajo didáctico de aplicación en sus plantillas profesionales y la capacidad de desarrollar una programación anual y sesiones de entrenamiento para ayudar a su unidad en la planificación; o mejorar el entrenamiento personal.

«Esta formación se ha realizado bajo los estándares de calidad de la NAEMT norteamericana, recibiendo los alumnos que la superaron, la titulación Oficial NAEMT TCCC-AC.«

– Fase práctica: Los alumnos desarrollan las habilidades necesarias para:

Formar en las técnicas necesarias para la asistencia sanitaria como primer interviniente en el curso de un enfrentamiento armado en una zona caliente (CUF).

Formar en las técnicas necesarias para la asistencia sanitaria en una zona templada (TFC).

Formar en las técnicas necesarias para la evacuación sanitaria a una zona fría (TACEVAC).

Esta formación se ha realizado bajo los estándares de calidad de la NAEMT norteamericana, recibiendo los alumnos que la superaron, la titulación Oficial NAEMT TCCC-AC.

Tiro con arco
Más allá del curso TCCC-AC y para finalizar el módulo, los alumnos deben superar un exigente escenario de aplicación, en donde tendrán que desarrollar y poner en práctica todas las habilidades adquiridas durante el curso:

– Superación mental para soportar el estrés durante un tiempo no definido.

– Valorar la capacidad de superación física personal.

– Capacidad de trabajo en equipo.

– Conocimientos técnicos detallistas de las habilidades sanitarias y tácticas.

Curso Oficial NAEMT TCCC-AC

Aprende las técncias que te ayudarán a mantener a tus compañeros con vida.
Desde Escuela de las 3 Armas, queremos agradecer a la UDIMA el esfuerzo que realiza por estar en la vanguardia de la formación de calidad. Este postgrado proporciona a los profesionales una oportunidad única de recibir formación integral, sin fisuras, que contemple todas aquellas materias necesarias para el desarrollo de sus competencias y habilidades, avalando con una titulación de rango universitario.

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

Sanidad Táctica en la Escuela de Protección Ciudadana

Sanidad Táctica en la Escuela de Protección Ciudadana

8

Abril, 2018

Noticias E3A

El pasado día 08 de abril, E3A ha impartido el curso de asistencia sanitaria como primer interviniente en la Escuela de Protección ciudadana de Castilla la Mancha. El curso ha contado con una alta participación y es la primera vez que se imparte dentro del plan anual formativo de la citada academia.

Ha constado de un total de 20 horas formativas, repartidas entre 16 horas Online, dentro de la plataforma de E3A puesta a disposición del curso, y 8 horas presenciales en las instalaciones de la academia. Los alumnos participantes debían superar la fase a distancia tras examen teórico para poder realizar las prácticas presenciales. El curso exige que los alumnos aprueben el examen teórico de la fase a distancia para superar el total del curso.

Durante la fase presencial los alumnos deben realizar prácticas de tiro defensivo en condición de herido con armas de entrenamiento, arrastres y acarreos individuales y en equipo, aprenden a  cohibir hemorragias exanguinantes en extremidad con torniquetes aprobados por el CoTCCC o torniquetes improvisados con sus propios uniformes y material policial.

«Los atentados terroristas, la amenaza de tiradores o la posibilidad de sufrir un incidente violento con víctimas, requieren de una respuesta rápida, efectiva y coordinada. Para avanzar en esta coordinación entre fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y sanitarios, se ha creado el protocolo Íbero…«

Tiro con arco

En la segunda parte de la fase presencial, los alumnos deben conocer el algoritmo: M.A.R.C.H.E.D; para ello se realizan talleres prácticos sobre las habilidades que deben adquirir en la  aplicación de los materiales sanitarios que se ponen a su disposición.

En la tercera y última parte de la fase presencial, se pone en práctica el protocolo IBERO, de reciente aparición en España. El  acrónimo “IBERO es fácil de recordar y muy ligado a la cultura de España. Su significado es el siguiente:

Información: que está pasando, cuantos atacantes hay, tipo de armas, características físicas, lugar donde se encuentran… y toda la información que se pueda dar de los sujetos activos.

Bloquear: todas aquellas personas que tengan la más mínima preparación para hacer frente a la amenaza deben actuar hasta la llegada de los equipos tácticos de respuesta. Normalmente en estas situaciones los civiles no tienen la suficiente capacidad para contener la amenaza pero pueden luchar para evitar ser heridos en caso de quedarse bloqueados y ser sorprendidos por los atacantes.

El siguiente escalón lo representan los primeros intervinientes de seguridad privada o policías de seguridad ciudadana que tendrán que hacer frente lo más rápidamente posible a la amenaza hasta conseguir contenerla. En última estancia si las acciones iniciales no han tenido éxito, los encargados de reaccionar y neutralizar la amenaza corresponden a equipos de Operaciones Especiales.

Escalonamiento: Es necesario escalonar la asistencia a las víctimas y marcar roles de actuación en cada uno de ellos. Los Núcleos de Neutralización (NUNE) actúan en zonas rojas (calientes), sin atender a las víctimas derivadas del ataque. En esta zona podrían atenderse a ellos mismos en caso de resultar heridos mediante el uso del torniquete.

Respuesta: El siguiente escalón corre a cargo de los equipos de Respuesta y Rescate formados como Sanitarios Tácticos  en la atención del herido en zonas Naranja (caliente-templada). Estos equipos, forman una especialidad dentro de unidades de Operaciones Especiales en medicina táctica de combate siguiendo las directrices del CoTCCC.

Organización: Es necesario que los equipos de Respuesta y Rescate hagan un control del sangrado en zonas naranjas y empiecen a sacar heridos por pasillos seguros hasta las zonas Amarillas (templada) en donde actúan los equipos de emergencias sanitarias y realizan el triaje para la evacuación sanitaria a zonas verdes (frías) en los hospitales más cercanos. Tanto en las zonas amarillas como las zonas verdes debe haber médicos especializados en el trauma por armas de fuego u explosiones.

Curso TCCC

Aprende las técncias que te ayudarán a mantener a tus compañeros con vida.

Toda esta cadena de trabajo debe de ser entrenada mediante simulacros periódicos, como el que pusimos en práctica dentro de la academia de policía, con el fin de que todos los servicios implicados en IBERO estén perfectamente coordinados.

Agradecemos a la Escuela de Seguridad Ciudadana de Castilla la Mancha que haya depositado su confianza en nuestra oferta formativa para profesionales de la Seguridad y la Defensa y el interés mostrado por todos los alumnos y colaboradores de protección civil que han participado. Gracias a su esfuerzo, nuestros policías y servicios de emergencias darán un mejor servicio a la sociedad.

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

¿Estático o dinámico?¿Qué hago?

¿Estático o dinámico?¿Qué hago?

Arturo Mariscal

Socio colaborador

Yo lo tengo claro, pero a veces leo a otras personas que también exponen sus modos de pensar y que precisamente muestran opciones que no concuerdan con las mías (o con la de las personas con las que tengo más relación), y me sorprenden viendo sus razones y los motivos que exponen. Debo, por tanto, mostraros MI forma de pensar y de hacer sobre este aspecto.

Vamos a hacer una presentación de los hechos, vamos a poner un ejemplo. Supongamos que avanzamos tranquilamente en nuestra patrulla a pie por una calle tras recibir una llamada de nuestra central en la que nos informan de ruidos y escándalos en esa calle. Nuestro coche quedó atrás, al inicio de la calle, donde lo dejamos tras llegar a la misma apagando luces prioritarias y todas esas cositas que hacen las delicias de niños en las exposiciones.

De repente de entre dos coches aparece un sujeto empuñando un arma de fuego y la dirige hacia nosotros amenazadoramente. Ahora empezamos; veamos qué va a ir sucediendo y como propongo YO reaccionar. Y digo YO porque voy a exponeros MIS formas y MIS modos de pensar y reaccionar, la forma en la que YO entreno y el por qué.

«Los guerreros no se jubilan nunca»

Mario Andrade

Poeta, novelista, ensayista

«El malo ha estado Orientándose, Observando, Decidiendo cómo y qué va a hacer y el momento en el que lo va a hacer «

Hablemos del ciclo OODA. Yo no me precio por ser especialmente inteligente pero tengo claro que lo que sé, lo sé y bien. Nunca había leído nada sobre el ciclo OODA del coronel Boyd hasta hace escasos años, y luego, tras leer, pensar y reflexionar, me fui dando cuenta que realmente es ese el funcionamiento del ser humano. Para el bien y para el mal.

Tan sólo voy a resumirlo puesto que ya hay bastantes artículos dedicados a este, y mejores que los de este humilde aprendiz.

Solo nos debemos quedar con que, ante la realización de cualquier acción, el ser humano se dirige hacia la posible actividad (se Orienta) antes de analizar la acción a realizar (Observa) para Decidir cuál será la mejor línea de acción a realizar. Una vez hecho este proceso, procede a Actuar. Eso es resumidamente el ciclo OODA, más o menos.

Un ejemplo. Mira a tu alrededor, seguro que cerca hay un bolígrafo o similar. Cógelo, y en un papel escribe tu nombre. No doy más instrucciones, tan solo hazlo.

Ahora vemos qué ha ocurrido: has mirado el bolígrafo y has buscado el papel con la mirada (te has Orientado y has Observado), has cogido ambos elementos, has pensado en cómo lo vas a escribir y has escrito tu nombre (has Decidido y has Actuado). Sencillo, ¿sí o no?.

¿Qué ocurre si una tercera persona te quita el papel? Refunfuñarás y buscarás otro papel donde continuar ejecutando la orden dada: escribir el nombre. ¿Sí o no?

¿Qué ha ocurrido? Te habías orientado y habías observado decidiendo cómo hacer para escribir tu nombre con los elementos localizados. Te han quitado uno de los elementos y como tienes claro que la decisión de escribir el nombre está tomada, localizas un nuevo papel (te orientas de nuevo) y repites secuencia. Acabamos de ver cómo reiniciamos esa secuencia.

Pues, amigos míos, creo que de forma muy resumida os acabo de dar MI respuesta a la pregunta del título de esta nota: ¿estático o dinámico?

Ahora vamos a ver a cada uno de los actores de nuestro supuesto.

OODA del agresor. Este individuo está escondido porque se ha visto sorprendido por nuestras luces (las que hacen las delicias de niños en las exposiciones; esas, esas) y se ha ocultado. Nos observa sin que lo veamos mientras espera que pasemos de largo y nos vayamos para poder continuar con sus fechorías. Pero encima nos detenemos a su altura (sin verlo aún) porque algo ha llamado nuestra atención. Veamos el ciclo OODA del delincuente.

A mí no me llevan al talego otra vez, antes los mato”, ese es el pensamiento del malo, su decisión es atacar. Y sigue pensando……..”cuando lleguen a mi altura salgo de entre los coches y les doy dos tiros a cada uno”. El malo ha estado Orientándose, Observando, Decidiendo cómo y qué va a hacer y el momento en el que lo va a hacer (Actuar).

Y saca su arma de entre la ropa y la prepara. Y cuando llegamos a su altura se incorpora y avanza hacia los dos con el arma lista para empezar a disparar sobre el más cercano aprovechándose de la ocultación que han proporcionado los vehículos y la oscuridad de la noche.

OODA del agredido. Efectivamente nos ha sorprendido, pero vamos a ver cómo funciona nuestro cuerpo en ese momento, vamos a preocuparnos por analizarnos un poco y a ver cosas en momentos así o parecidos.

Al sonido del arma del malo nuestra mirada y nuestro cuerpo se Orienta al lugar donde aparece el agresor. Sí, lo vamos a hacer, de hecho lo hace cualquier animal que se ve amenazado. Y cuando nos vemos amenazados entra en funcionamiento el modo “animal” de nuestro cerebro, que es el que garantiza la supervivencia. Supongo que habrá nombres científicos, explicaciones y todo eso, pero YO lo veo así de sencillo.

¿Tenemos en mente lo que hace un perro o un gato cuando damos un pisotón a su lado para asustarlo y reírnos (y eso está mal, muy mal, no se debe hacer)? Recordemos que el animal se encoge y se gira hacia el sonido antes de desplazarse y huir. Pues básicamente así reaccionamos todos: nos Orientamos hacia la amenaza, Observamos brevemente la amenaza, y Decidimos la forma de Actuar, huir o defenderse. No hay más.

Relación entre los ciclos OODA. Como vemos hay dos ciclos OODA independientes uno del otro, pero que están relacionados. El agresor espera sorprendernos y que el plan que ha trazado en su mente (Decidir) funcione y dejemos de ser un problema para él tras Actuar contra nosotros.

Nosotros detectamos la agresión o el movimiento sospechoso y nos Orientamos hacia el antes de Decidir qué hacer (Actuar), huir o responder. Normalmente saldrá lo que esté entrenado.

Y de lo que haga uno dependerá lo que haga el otro como respuesta mutua a cada ciclo OODA del contrario. Hasta que uno venza.

Salir de la X

Quizás este artículo también te interese.

¿La teoría de la invisibilidad? (JOJOJOJOJO) Hay quien dice y afirma que es preferible reaccionar desde una posición estática, personalmente pienso que no ha entendido en absoluto lo anterior y desconoce cómo funciona realmente su cuerpo. Eso es un error.

Quedarse quieto implica ser fijado por un contrario que tiene clara su línea de actuación. Moverse significa que alteraremos esa línea de acción elegida (su Actuar).

Ha habido alguien (no quiero recordar quién) que en su blog ha indicado que determinados cuerpos policiales entrenan a sus agentes para dar un rápido paso lateral ya que al hacer esto “desaparecen” del campo visual del agresor por efecto de uno de los aspectos que sufre un humano en estrés (el malo también lo sufre). Creo que no se ha entendido bien cómo funciona un ser humano, que no deja de ser un animal más.

Veamos los dos aspectos más importantes de un humano en estrés. Cuando el cuerpo detecta que se ve sometido a una situación de riesgo inicia “el proceso de activación de los sistemas para supervivencia”, y esto implica una serie de cambios. Yo, como no tengo estudios, me voy a lo que sé.

El primero es la aceleración de pulso, que es algo instantáneo. Cuando vamos caminando buscando el origen de la llamada quizás vayamos caminando con las pulsaciones rondando las 100; vamos buscando y vamos atentos, no vamos tranquilos. Pero por ahora todo es normal.

Cuando el individuo sale de repente y nos sorprende hay un disparo en nuestras pulsaciones y a lo mejor nos lleva por encima de las 140, eso es lo que nos provoca una presión en la cabeza: el bombeo extra de sangre. Y a esto añadimos un suministro de adrenalina que genera el organismo para asegurarse que el corazón se mantiene acelerado lo suficiente para mantenernos alertas.

Y podemos añadir que hay una vasoconstricción de vasos superficiales, se “retira” sangre de lugares donde no va a hacer falta a priori, etc. Y todo esto es para que no falte sangre y oxígeno en el cerebro y en los grupos musculares que van a trabajar para mantenernos vivos.

En el “modo de supervivencia”, el cristalino se aplana y solo vemos en primer plano, y los músculos de los ojos los mantienen fijos. Debemos recordar que somos depredadores y nuestros ojos están en el frente y no en los laterales como en los animales destinados a ser depredados. Esto hace que la mirada se mantenga al frente en todo momento, no vemos por los lados (como un ciervo). Cuando nuestro campo visual es afectado por el aplanamiento del cristalino y la fijación del ojo se produce ese efecto de “mirar un punto” (visión de túnel). Alrededor hay más cosas, pero las despreciamos porque solo nos interesa una cosa, por eso no las vemos.

Veo con espanto que se interpretan traducciones del inglés en las que dicen que “al apartarse de la posición ocupada uno desaparece para el agresor”. No creo que sea así, tan solo pienso que el fallo es de interpretación. Uno no desaparece porque el agresor nos está fijando con su mirada.

Por favor, califica este post

 

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

CrossFit y los Atletas Tácticos

CrossFit y los Atletas Tácticos

Francisco Alonso

Entrenador CrossFit Nivel 2

Profesor de E3A

En los últimos años, hemos vivido una revolución del fitness, de la preparación física y de los métodos de entrenamiento que también ha llegado al mundo táctico.

Esta revolución comenzó, en gran medida, con la aparición de CrossFit. Casi de inmediato, los miembros de las Fuerzas Armadas y las Policías de Estados Unidos, lo adoptaron como base de su preparación física. Los buenos resultados, hicieron que aparecieran otros sistemas, muy similares, basados en sus mismos principios, y orientados hacia objetivos concretos. Y de nuevo, en el mundo táctico, empezaron a emplearse. Todos han jugado su papel, y desde luego, han dado sus buenos resultados. 

Pero, ¿de dónde viene CrossFit? ¿Por qué tiene tanto éxito? ¿Por qué ha sido adoptado por la mayoría de estos profesionales?

«Es difícil superar a una persona que nunca se rinde«

Crossfit motivation

«A las 08:00 de la mañana del 11 de septiembre de 2001, los bomberos, paramédicos y policías de Nueva York, desconocían que ese día iban a vivir las olimpiadas de su vida.«

En primer lugar, hay que hablar de un concepto que hace tiempo se empezó a emplear en los Estados Unidos, que es el de «Atleta Táctico». Cuando todo esto comenzó, muchos profesionales buscaban algo más en su preparación física, conscientes de que con el entrenamiento habitual basado mayoritariamente en carrera, calistenia y pistas de obstáculos, se quedaban cortos. Un atleta táctico, es un profesional incluido en uno de los cuatro colectivos «tácticos» (militares, policías, bomberos y paramédicos), que necesitan un entrenamiento similar al de un atleta de competición, con requerimientos competitivos similares. Pero que a diferencia de este atleta convencional, no tiene una regularidad en su entrenamiento, no puede controlar su alimentación (a veces no sabe ni cuándo va a comer, ni que va a poder comer), no tiene un control sobre su descanso (a veces el trabajo le implica trabajar de manera continua durante el día y la noche sin poder dormir) y sobre todo, no sabe cuál va a ser su próxima competición, ni en qué va a consistir. 

Además, para añadir más presión, puede que solamente el ganador de esa competición salga vivo de ella. 

A las 08:00 de la mañana del 11 de septiembre de 2001, los bomberos, paramédicos y policías de Nueva York, desconocían que ese día iban a vivir las olimpiadas de su vida. ¿Cómo preparas a alguien para poder trabajar físicamente en un ambiente poco respirable por el humo, con el peso constante del equipo de protección individual, teniendo que subir y bajar escaleras, con la tensión y estrés de saber que en cualquier momento puedes morir y viendo que se están cayendo los edificios a tu alrededor? ¿Qué sucede si además estas herido?. Las programaciones convencionales, no pueden dar una respuesta adecuada. 

Es entonces cuando aparece un señor, llamado Greg Glassman, que aporta una solución. Algo que revoluciona la manera de ver la preparación física y da respuesta a estas cuestiones. 

A diferencia de lo que mucha gente piensa, Glassman no creó CrossFit para entrenar militares o policías. Simplemente fue una evolución natural de una manera de pensar frente a una serie de inquietudes que se le planteaban. 

Los orígenes de CrossFit se remontan a cuando Greg Glassman era un joven gimnasta de 18 años, que quería ser más fuerte. Se dio cuenta de que usando entrenamientos de halterofilia, podía ganar más fuerza y en menos tiempo que con sus entrenamientos habituales de gimnasia. Además vio que mejoraba también en otros deportes. Él cuenta que por aquella época, solía salir a andar en bicicleta con sus amigos, que entrenaban ciclismo y descubrió que con la combinación de entrenamientos que realizaba, incluso era capaz de ganar a estos ciclistas. Eso le hizo pensar en el precio que se paga por esa especialización deportiva. Descubrió que podía encontrar gente mejor que él en ciertas habilidades, pero que él era mejor en el resto.  

Esto marcó un antes y un después en su manera de entrenar, y en 1996 abrió el primer box en Santa Cruz, California. CrossFit empezó a expandirse, y en 2000, oficializó la marca CrossFit Inc.

CrossFit es un sistema de preparación física general. Esto es una de las primeras cosas que debemos tener claras. La competición es una cosa y la preparación física general, otra.

Por lo tanto, debemos tener claro que lo que busca CrossFit, es una mejora general en los diez aspectos físicos: resistencia aeróbica, resistencia muscular, fuerza, potencia, velocidad, flexibilidad, coordinación, equilibrio, agilidad y precisión. 

CrossFit se define como un «sistema de preparación física general basado en movimientos funcionales, constantemente variados y ejecutados a alta intensidad». Como vemos, aquí aparecen tres conceptos nuevos. Movimientos funcionales, constante variación, y alta intensidad. 

CrossFit no consiste en tirar de un camión, ni es el «entrenamiento total» de toda la vida. Hay mucha ciencia detrás de todo esto.

Los movimientos funcionales son movimientos que el ser humano ejecuta de forma natural en las distintas actividades diarias y por tanto, son técnicamente seguros. Generalmente implican una carga sobre la columna, emplean varios grupos musculares de manera simultánea y tienen su origen en la cadena posterior del cuerpo, donde la cadera juega un papel clave.

La constante variación nos da la posibilidad de trabajar esas diez habilidades físicas. Es lo que permite poder combinar todos los tipos de trabajo y ejercicios que se emplean en CrossFit. 

En tercer lugar, aparece el concepto de «alta intensidad». Parece que para entrenar de acuerdo a CrossFit hay que salir vomitando o mareado. Otro error clásico. Glassman dice que las necesidades de un atleta olímpico y las de una abuela de 81 años son las mismas y que solamente difieren en «cantidad». 

La alta intensidad no hace referencia a una intensidad absoluta, sino relativa. Es aquella que cada individuo es capaz de desarrollar un día determinado, en las condiciones de ese día. Tal vez para esa persona de 81 años, que lleva 50 años sin hacer deporte, andar 400 metros a buen ritmo, sea su alta intensidad. Perfecto. Eso es exactamente lo que debe hacer.

La combinación de estos tres conceptos provoca una respuesta única en el cuerpo. No es magia, es ciencia. Es una respuesta hormonal. Es una adaptación a una demanda impuesta y es lo que todos necesitamos.

CrossFit da respuesta a las necesidades de los atletas tácticos, y por ese motivo, lo emplean.

Suele requerir menos tiempo que los sistemas tradicionales y permite estar en una forma física mejor. 

Mantiene un nivel alto y constante, de modo que da igual cuándo es esa «competición», porque se consigue estar a un buen nivel de respuesta. 

No obstante, a pesar de que probablemente sea el mejor sistema de preparación física que se ha conocido hasta la fecha, no es exactamente lo que el atleta táctico necesita. 

Parece una contradicción, pero si pensamos en lo que es CrossFit, un sistema de preparación física general y, en lo que es un atleta táctico (un deportista especializado), vemos que no es completamente el ideal. 

Hay algunas habilidades como la resistencia muscular, resistencia aeróbica, fuerza, velocidad, potencia o flexibilidad, que tienen una importancia mayor que otras como la coordinación, equilibrio o precisión. Por este motivo, han aparecido otros sistemas más especializados. Pero eso es motivo de otro artículo…

Por favor, califica este post

 

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

Pin It on Pinterest