Viento, Lag Time y otros conceptos incómodos (Parte I)

Jun 4, 2019 | Sniper | 0 Comentarios

Ray Ruiz

Instructor E3A

En la balística de Snipers es importante adecuar los procedimientos de cálculo de tiro a la eficiencia en las situaciones tácticas, ya que no existe tiempo material para empezar a calcular ni desengranar todos los conceptos físicos balísticos en torno a los proyectiles que se van a lanzar; sino que se deberán obtener soluciones balísticas mediante procedimientos sencillos y rápidos, pero que tengan una base teórica firme.

«…hacía puntería en el centro de masas y apretaba el disparador con tanta suavidad que hasta me sorprendía ver la bala salir.»

Chris Kyle

Sniper

«A menudo se cree que el viento empuja el proyectil y por ello éste se ve derivado hacia derecha o izquierda, pero no es así, es la rigidez de su eje longitudinal del proyectil el que hace que éste se “dirija” contra el viento.«

El reto consiste en crear tablas de tiro que plasmen toda la realidad balística, pero que sean de un uso rápido y sencillo, es decir, que cualquiera pueda usarlas aunque no tenga conocimientos de balística; y conseguir unos resultados aceptables. Y digo aceptables, ya que por muy bien hechas que estén las tablas, por muy sencillo que sea su uso, siempre, en el procedimiento de  colocación de un proyectil en un lugar determinado del mundo, existe una parte de interpretación,  basada en la experiencia, que no se puede plasmar en un papel; es lo que llamamos el trabajo con variables indeterminadas.

Existen variables determinadas e indeterminadas. Como su nombre indica, una variable determinada permite su cálculo cuando se es capaz de medir, es decir permite su determinación mediante las herramientas oportunas y posteriormente su compensación en la solución balística. Es el caso, por ejemplo, de la temperatura ambiental, que varía a lo largo del día, pero que una vez determinada para el momento dado, se puede establecer la medida en que afectará a la trayectoria del proyectil y por lo tanto compensar mediante la modificación del ángulo de tiro.

Las variables determinadas se pueden trabajar fácilmente siempre y cuando se hayan calculado y dominado las invariables del sistema, como el BC (Coeficiente balístico), la puesta a zero o la altura de miras. Mientras no se domine la base del sistema, nunca se podrán dominar las variables determinadas, es decir, aunque se conozca la temperatura ambiente o la presión atmosférica, a través de la mejor y más cara estación meteo, de nada servirá si no se conoce el BC sobre el que afectar el cambio de presión o temperatura ambiental.

La teoría de las variables indeterminadas se puede trabajar tan fácilmente como la de las variables determinadas, porque la matemática funciona igual a nivel teórico; pero a nivel práctico, es esa indeterminación la que introduce una dificultad suma. La variable indeterminada por excelencia, la que más afecta y la que encierra un trabajo más difícil en la práctica, es el viento.

La teoría de la desviación de los proyectiles por la acción del viento se puede aplicar fácilmente porque entendemos el valor como determinado. Medimos la desviación de los proyectiles a 1000 metros por la acción de un viento lateral de 10 km/h y obtenemos una deriva exacta.

Sin embargo la realidad no es así. No es posible encontrar un viento constante a lo largo de toda la distancia de tiro, sino que varía la intensidad y la dirección.

Por lo tanto, en la práctica, el viento es una variable indeterminada porque nunca se sabe exactamente la velocidad del mismo ni la dirección por donde viene.

Aquí el reto consiste en pasar de la física balística teórica a la práctica de la invisibilidad del viento en el mundo real. De conocer la teoría de la vectorización del rozamiento derivado de la guiñada del proyectil para estabilizarse en vuelo contra la acción del viento, pasar a la interpretación que el sexto sentido hace del viento dibujado en el imaginario.

Experto Universitario

La balísitca del Sniper en la Universidad

Para interpretar hay que conocer el funcionamiento del proyectil con el viento. A menudo se cree que el viento empuja el proyectil y por ello éste se ve derivado hacia derecha o izquierda, pero no es así, es la rigidez de su eje longitudinal del proyectil el que hace que éste se “dirija” contra el viento, creando un vector de rozamiento en el cuerpo y la base del proyectil, que es el responsable de la aceleración del proyectil en deriva. Es importante incidir en la palabra aceleración, ya que esta es la clave para disparos a larga distancia y entender el hecho de que aunque el viento cese, el proyectil seguirá derivando hasta que pierda la aceleración en deriva.

El viento no se calcula en una tabla, sino que se interpreta desde la tabla.

Por favor, califica este post

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Más Artículos y Noticias

CrossFit y los Atletas Tácticos

CrossFit y los Atletas Tácticos

Entrenador CrossFit Nivel 2 Profesor de E3A En los últimos años, hemos vivido una revolución del fitness, de la preparación física y de los métodos de entrenamiento que también ha llegado al mundo táctico. Esta revolución comenzó, en gran medida, con la aparición de...

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Compártelo

Si te ha gustado, comparte con tus amigos...

Shares