¿Sanidad Operacional? (Parte I)

Jul 21, 2021 | TCCC | 4 Comentarios

Ricardo Ruiz

Instructor E3A

La capacidad de ejecución, la libertad de acción y la voluntad de vencer alimentan la creatividad y el «arte» de las operaciones militares, como un conjunto de acciones conducidas en el espacio-tiempo para alcanzar un propósito de acorde a una planificación y un objetivo.

La calidad asistencial al herido en operaciones viene determinada por los medios disponibles y su empleo, en conjunción con el entorno; teniendo en cuenta que el éxito o el fracaso en el apoyo sanitario influirán en la componente moral de la capacidad de combate de la fuerza; y a su vez, la capacidad de combate de la fuerza puede determinar la capacidad de ejecución, la libertad de acción y la voluntad de vencer.

«El destino del herido está en las manos de los que aplican el primer vendaje»

Dr. Nicholas Senn

Fundador del Colegio de Cirujanos de EEUU

La función del Sanitario de Combate

Las unidades se instruyen y adiestran tomando en consideración las Funciones del Combate, sabiendo que la organización y ponderación razonada de cada una de ellas es un elemento clave para organizarse y alcanzar los objetivos.

Aunque la sanidad forma parte del Apoyo Logístico, lo cierto es que, habitualmente, los heridos se producen durante la Maniobra, por lo que es importante establecer protocolos de actuación para conseguir llevar a los heridos desde el lugar donde se han producido hasta donde les corresponda en un primer momento a Nidos de Heridos y posteriormente a Puestos de Socorro, Puestos de Cirugía Ligero Avanzados, etc…

Bien es cierto que las Funciones del Combate son permeables y flexibles, y que establecer límites claramente definidos dónde actúan cada una de ellas, o dónde finaliza el entorno táctico y comienza el operacional, no es posible; y en el apoyo sanitario al herido en combate se debe aprovechar esa permeabilidad y flexibilidad en favor del herido, y en favor del cumplimiento de la misión.

«Los dos Sanitarios de Combate de la Sección atenderán y determinarán la precedencia en el CASEVAC, si hay varios heridos.«

¿La cadena asistencial es tan fuerte como el más débil de sus eslabones y en esta parte de la cadena todo apunta a que es relativamente sencillo que se rompa si no se toman las acciones preventivas en materia de: creación de protocolos, formación de personal y descripción de las misiones de los puestos tácticos.

Aquí un médico o enfermero no tiene cabida por ser un recurso crítico que además tiene su puesto táctico definido a partir de Grupo Táctico; y un combatiente general no tiene la formación suficiente, por lo que es necesaria la figura del Sanitario de Combate.

La función del Sanitario de Combate es la de ser ese nexo de unión entre las Funciones del Combate para la asistencia sanitaria de calidad al herido, siendo sus misiones: la atención, el establecimiento de la precedencia en la evacuación y el asesoramiento al Mando en las implicaciones en la maniobra; ¿constituyéndose como primer eslabón de la sanidad operacional?

La estructura de sanitarios de combate en el Subgrupo Táctico.

Esta cadena asistencial se materializa sobre la maniobra terrestre a través de una estructura de Sanitarios de Combate en las unidades tipo Sección, dotando a este puesto táctico de:

Legislación: RD 230/17, STANAG 2122, STANAG 2549 y otras…

Formación: Programas formativos como el Sanitario de Combate en Operaciones buscan dar esa respuesta, a través del conocimiento de las técnicas y también de las tácticas.

Equipo y material: Mochilas sanitarias y contenido para cumplir con las competencias requeridas.

Integración en la maniobra terrestre: teniendo en cuenta qué pasará con los Abrigos y Nidos de Heridos durante el planeamiento por efectos.

La primera atención al herido se realizará por el propio herido o por el compañero más cercano, para trasladarlo a un “Abrigo de Heridos”.

Toda vez que el herido se encuentra en ese primer “Abrigo de Heridos” improvisado sobre el terreno a nivel Sección y existe la necesidad de enviarlo a segundo escalón hacia el Nido de Heridos del Subgrupo, habrá que tener protocolarizado qué medios materiales y humanos son necesarios para hacer ese movimiento, para ponderar el impacto en el esfuerzo principal en el que está participando la Sección; ya que con cierta seguridad habrá que distraer personal con fusiles de sus sectores de fuego, para acarrear; o emplear vehículos con sus ametralladoras pesadas, que dejarán de denegar el movimiento al enemigo, para embarcar al herido; y a veces una buena medicina puede ser una mala táctica…

Los dos Sanitarios de Combate de la sección atenderán al herido y determinarán la precedencia en el CASEVAC si hay varios heridos.

Una vez que el herido llega al Nido de Heridos de Subgrupo, lo recoge el Sanitario de Combate de éste, el más experimentado de todos los Sanitarios de Combate, Jefe del Nido de Heridos de la unidad y que realiza valoración, establece precedencia y aposenta en el Nido donde determine para que se le atienda.

Como todas las Secciones de primer escalón se encuentran combatiendo y en todo combate habrá heridos, es posible que coincidan en el mismo lugar varios Sanitarios de Combate que se organizarán por precedencias de urgencia con el Jefe del Nido de Heridos para trabajar. Los Sanitarios de Combate de las secciones en segundo escalón pueden desplazarse hacia el Nido de Heridos si se determina conveniente para amplificar el ritmo de trabajo en éste.

Básicamente y como idea esquemática general, es necesaria una estructura de Sanitarios de Combate consistente en dos por unidad tipo sección y uno como Jefe de Nido de Heridos a nivel de Mando de Subgrupo; pero es posible que dependiendo del tipo de unidad sea necesario adaptar la idea general a otras necesidades, ya que el Subgrupo no tiene porque tener una estructura determinada e inamovible.

En todo caso, la estructura debe ser a nivel Subgrupo táctico para que tenga impacto, puesto que el trabajo de los Sanitarios de Combate actuando a nivel Sección, sin un protocolo que determine cómo y cuándo moverse hacia el Nido de Heridos, acabará siendo frustrante e infructuoso; ya que las Secciones por si solas, sin la coordinación con la unidad superior, no pueden sacar al herido de su limitada zona de influencia.

Por favor, califica este post

 

4 Comentarios

  1. Juan Manuel

    Buenos dias, muy instructivo e interesante como referencia en las unidades.

     
    Responder
  2. Miguel

    Gracias por el entusiasmo que dedican a su trabajo, para seguir formando profesionales.

     
    Responder
  3. Isabel

    Interesante. Todavía queda mucho por recorrer dado que en algunos cuarteles aún no se nos reconoce ni se nos toma en cuenta.

     
    Responder
  4. José María Soriano Aparicio

    Buena artículo que ya plasma que ser sanitario de combate requiere tener la mente despejada en momento de mucha niebla.

     
    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE ESCUELA DE LAS 3 ARMAS

Finalidades: Responder a sus comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en rayfkow68@hotmail.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

 

Suscríbete

Comentarios recientes

Más Artículos y Noticias