¿Estático o dinámico?¿Qué hago?

¿Estático o dinámico?¿Qué hago?

¿Estático o dinámico?¿Qué hago?

Arturo Mariscal

Socio colaborador

Yo lo tengo claro, pero a veces leo a otras personas que también exponen sus modos de pensar y que precisamente muestran opciones que no concuerdan con las mías (o con la de las personas con las que tengo más relación), y me sorprenden viendo sus razones y los motivos que exponen. Debo, por tanto, mostraros MI forma de pensar y de hacer sobre este aspecto.

Vamos a hacer una presentación de los hechos, vamos a poner un ejemplo. Supongamos que avanzamos tranquilamente en nuestra patrulla a pie por una calle tras recibir una llamada de nuestra central en la que nos informan de ruidos y escándalos en esa calle. Nuestro coche quedó atrás, al inicio de la calle, donde lo dejamos tras llegar a la misma apagando luces prioritarias y todas esas cositas que hacen las delicias de niños en las exposiciones.

De repente de entre dos coches aparece un sujeto empuñando un arma de fuego y la dirige hacia nosotros amenazadoramente. Ahora empezamos; veamos qué va a ir sucediendo y como propongo YO reaccionar. Y digo YO porque voy a exponeros MIS formas y MIS modos de pensar y reaccionar, la forma en la que YO entreno y el por qué.

«Los guerreros no se jubilan nunca»

Mario Andrade

Poeta, novelista, ensayista

«El malo ha estado Orientándose, Observando, Decidiendo cómo y qué va a hacer y el momento en el que lo va a hacer «

Hablemos del ciclo OODA. Yo no me precio por ser especialmente inteligente pero tengo claro que lo que sé, lo sé y bien. Nunca había leído nada sobre el ciclo OODA del coronel Boyd hasta hace escasos años, y luego, tras leer, pensar y reflexionar, me fui dando cuenta que realmente es ese el funcionamiento del ser humano. Para el bien y para el mal.

Tan sólo voy a resumirlo puesto que ya hay bastantes artículos dedicados a este, y mejores que los de este humilde aprendiz.

Solo nos debemos quedar con que, ante la realización de cualquier acción, el ser humano se dirige hacia la posible actividad (se Orienta) antes de analizar la acción a realizar (Observa) para Decidir cuál será la mejor línea de acción a realizar. Una vez hecho este proceso, procede a Actuar. Eso es resumidamente el ciclo OODA, más o menos.

Un ejemplo. Mira a tu alrededor, seguro que cerca hay un bolígrafo o similar. Cógelo, y en un papel escribe tu nombre. No doy más instrucciones, tan solo hazlo.

Ahora vemos qué ha ocurrido: has mirado el bolígrafo y has buscado el papel con la mirada (te has Orientado y has Observado), has cogido ambos elementos, has pensado en cómo lo vas a escribir y has escrito tu nombre (has Decidido y has Actuado). Sencillo, ¿sí o no?.

¿Qué ocurre si una tercera persona te quita el papel? Refunfuñarás y buscarás otro papel donde continuar ejecutando la orden dada: escribir el nombre. ¿Sí o no?

¿Qué ha ocurrido? Te habías orientado y habías observado decidiendo cómo hacer para escribir tu nombre con los elementos localizados. Te han quitado uno de los elementos y como tienes claro que la decisión de escribir el nombre está tomada, localizas un nuevo papel (te orientas de nuevo) y repites secuencia. Acabamos de ver cómo reiniciamos esa secuencia.

Pues, amigos míos, creo que de forma muy resumida os acabo de dar MI respuesta a la pregunta del título de esta nota: ¿estático o dinámico?

Ahora vamos a ver a cada uno de los actores de nuestro supuesto.

OODA del agresor. Este individuo está escondido porque se ha visto sorprendido por nuestras luces (las que hacen las delicias de niños en las exposiciones; esas, esas) y se ha ocultado. Nos observa sin que lo veamos mientras espera que pasemos de largo y nos vayamos para poder continuar con sus fechorías. Pero encima nos detenemos a su altura (sin verlo aún) porque algo ha llamado nuestra atención. Veamos el ciclo OODA del delincuente.

A mí no me llevan al talego otra vez, antes los mato”, ese es el pensamiento del malo, su decisión es atacar. Y sigue pensando……..”cuando lleguen a mi altura salgo de entre los coches y les doy dos tiros a cada uno”. El malo ha estado Orientándose, Observando, Decidiendo cómo y qué va a hacer y el momento en el que lo va a hacer (Actuar).

Y saca su arma de entre la ropa y la prepara. Y cuando llegamos a su altura se incorpora y avanza hacia los dos con el arma lista para empezar a disparar sobre el más cercano aprovechándose de la ocultación que han proporcionado los vehículos y la oscuridad de la noche.

OODA del agredido. Efectivamente nos ha sorprendido, pero vamos a ver cómo funciona nuestro cuerpo en ese momento, vamos a preocuparnos por analizarnos un poco y a ver cosas en momentos así o parecidos.

Al sonido del arma del malo nuestra mirada y nuestro cuerpo se Orienta al lugar donde aparece el agresor. Sí, lo vamos a hacer, de hecho lo hace cualquier animal que se ve amenazado. Y cuando nos vemos amenazados entra en funcionamiento el modo “animal” de nuestro cerebro, que es el que garantiza la supervivencia. Supongo que habrá nombres científicos, explicaciones y todo eso, pero YO lo veo así de sencillo.

¿Tenemos en mente lo que hace un perro o un gato cuando damos un pisotón a su lado para asustarlo y reírnos (y eso está mal, muy mal, no se debe hacer)? Recordemos que el animal se encoge y se gira hacia el sonido antes de desplazarse y huir. Pues básicamente así reaccionamos todos: nos Orientamos hacia la amenaza, Observamos brevemente la amenaza, y Decidimos la forma de Actuar, huir o defenderse. No hay más.

Relación entre los ciclos OODA. Como vemos hay dos ciclos OODA independientes uno del otro, pero que están relacionados. El agresor espera sorprendernos y que el plan que ha trazado en su mente (Decidir) funcione y dejemos de ser un problema para él tras Actuar contra nosotros.

Nosotros detectamos la agresión o el movimiento sospechoso y nos Orientamos hacia el antes de Decidir qué hacer (Actuar), huir o responder. Normalmente saldrá lo que esté entrenado.

Y de lo que haga uno dependerá lo que haga el otro como respuesta mutua a cada ciclo OODA del contrario. Hasta que uno venza.

Salir de la X

Quizás este artículo también te interese.

¿La teoría de la invisibilidad? (JOJOJOJOJO) Hay quien dice y afirma que es preferible reaccionar desde una posición estática, personalmente pienso que no ha entendido en absoluto lo anterior y desconoce cómo funciona realmente su cuerpo. Eso es un error.

Quedarse quieto implica ser fijado por un contrario que tiene clara su línea de actuación. Moverse significa que alteraremos esa línea de acción elegida (su Actuar).

Ha habido alguien (no quiero recordar quién) que en su blog ha indicado que determinados cuerpos policiales entrenan a sus agentes para dar un rápido paso lateral ya que al hacer esto “desaparecen” del campo visual del agresor por efecto de uno de los aspectos que sufre un humano en estrés (el malo también lo sufre). Creo que no se ha entendido bien cómo funciona un ser humano, que no deja de ser un animal más.

Veamos los dos aspectos más importantes de un humano en estrés. Cuando el cuerpo detecta que se ve sometido a una situación de riesgo inicia “el proceso de activación de los sistemas para supervivencia”, y esto implica una serie de cambios. Yo, como no tengo estudios, me voy a lo que sé.

El primero es la aceleración de pulso, que es algo instantáneo. Cuando vamos caminando buscando el origen de la llamada quizás vayamos caminando con las pulsaciones rondando las 100; vamos buscando y vamos atentos, no vamos tranquilos. Pero por ahora todo es normal.

Cuando el individuo sale de repente y nos sorprende hay un disparo en nuestras pulsaciones y a lo mejor nos lleva por encima de las 140, eso es lo que nos provoca una presión en la cabeza: el bombeo extra de sangre. Y a esto añadimos un suministro de adrenalina que genera el organismo para asegurarse que el corazón se mantiene acelerado lo suficiente para mantenernos alertas.

Y podemos añadir que hay una vasoconstricción de vasos superficiales, se “retira” sangre de lugares donde no va a hacer falta a priori, etc. Y todo esto es para que no falte sangre y oxígeno en el cerebro y en los grupos musculares que van a trabajar para mantenernos vivos.

En el “modo de supervivencia”, el cristalino se aplana y solo vemos en primer plano, y los músculos de los ojos los mantienen fijos. Debemos recordar que somos depredadores y nuestros ojos están en el frente y no en los laterales como en los animales destinados a ser depredados. Esto hace que la mirada se mantenga al frente en todo momento, no vemos por los lados (como un ciervo). Cuando nuestro campo visual es afectado por el aplanamiento del cristalino y la fijación del ojo se produce ese efecto de “mirar un punto” (visión de túnel). Alrededor hay más cosas, pero las despreciamos porque solo nos interesa una cosa, por eso no las vemos.

Veo con espanto que se interpretan traducciones del inglés en las que dicen que “al apartarse de la posición ocupada uno desaparece para el agresor”. No creo que sea así, tan solo pienso que el fallo es de interpretación. Uno no desaparece porque el agresor nos está fijando con su mirada.

Por favor, califica este post

 

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

Tiradores de Precisión en la Universidad

Tiradores de Precisión en la Universidad

Los pasados días 04 y 06 de mayo de 2019 profesores de E3A han impartido el tema 3 de las prácticas presenciales de la 2ª promoción del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA.

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

Force on Force. Medicina contra EGOS (parte II)

Force on Force. Medicina contra EGOS (parte II)

Force on Force. Medicina contra EGOS (parte II)

Jose Angel Soguero

Socio colaborador

No es la primera vez que en un taller, se ha colado un “espía” y luego lo hemos descubierto impartiendo sus modalidades espectaculares y definitivas sobre la “especialidad “Force on Force”… y bueno, allá cada cual con lo que expone y con lo que propone, pero siempre hay que actuar con responsabilidad, dado que muchas veces, todo lo que se enseña o muestra, puede ser tomado por los receptores alumnos como “padrenuestro”, y si nos equivocamos o cerramos caminos, podemos estar condenando a los menos ávidos, a un fracaso seguro.

No hay técnica definitiva, no hay modelo único, no existe regla perfecta, y no existe norma inviolable.  Sí que existe conjunto de técnicas válidas, sí que existen modelos formativos unificados, sí que existen reglas adecuadas y estructuradas, y sí que existen normas modificables y adaptadas.  El problema de turno de los maestros liendres, que solo ven y quieren hacer ver que su modelo es el mejor y único, cerrando así la mente y las capacidades de crecimiento de los alumnos y alumnas.

Por ello, Force on Force no es exclusivamente “pegarse tiros”, y correr detrás de uno con un cuchillo “shocknife”, no, eso sencillamente es trabajar una técnica o varias, pero hay más, y la más importante de ellas, y lo reitero, es enseñar a discernir, y sobre todo es enseñar a valorar y luego a juzgar las propias acciones, para mejorarlas.

«Los guerreros no se jubilan nunca»

Mario Andrade

Poeta, novelista, ensayista

«Y quien sabe si más de uno es capaz de vencer a su ego, y logra encontrar un nuevo camino para mejorar..«

Hay que dedicar más tiempo al análisis que a la ejecución.  Y pongo por ejemplo un enfrentamiento armado.  Tiempo de ejecución de 1,5 a 2 segundos.  De ahí se pueden extraer cientos de lecturas y lecciones aprendidas.  Y ahí es donde hay que trabajar, y ahí es donde entra de lleno el concepto Force on Force.  Porque se trata de diseccionar y analizar, y repetir y volver a repetir con conceptos e ideas nuevas un mismo hecho, un mismo acto.  Y ahí es donde se está engrandeciendo las capacidades de reflexión y análisis del alumno.

A mi me gusta hablar en los taller FoF, y todos aquellos que por aquí andan y han estado conmigo lo saben de sobras.  Y no es hablar por hablar o contar batallitas, eso lo dejo para los inconscientemente competentes y sabios de turno que cual infalibles doctores, lo hacen mejor que yo.  Hay que hablar porque hay que preguntar, hay que proponer, hay que contar información renovada de materias que son “troncales”, y de las que hay que estudiar y saber comunicar.  Y esas materias recorren desde los aspectos fisiológicos a los conceptos morales, y hay que saber combinarlos en ejercicios.

Y sobre todo hay que buscar finalidad a lo que se hace.  No se trata de hacer competir a los alumnos, o de elevar al pódium al que mejor dispara o mejor golpea al adversario, o mejor se las ve ante un redman.  Se trata de buscar donde falla el alumno, de hacérselo ver, y de proponerle mejoras, e incluso forzarle a través de ejercicios y propuestas a encontrar de forma individual siempre, la forma de mejorar o subsanar esos fallos descubiertos en una determinada acción.

Y en este punto podemos decir, que el campo de trabajo es infinito.  Si de una acción de 2 segundos podemos estar un día entero trabajando…¿de cuánto tiempo estamos hablando que debemos involucrarnos para ser buenos en Force on Force?…. respuesta…..JA JA JA JA…JA JA JA JA..

“De toda la vida profesional” y me quedaría corto.  Sencillamente porque aquí no hay maestría alguna, porque aquí no hay principio ni fin, ni cinturones y graduados.  Solo se trata de entrenamiento dirigido y condicionado, de análisis y lecciones aprendidas.  Y vuelta a repetir.  Y por medio de todo ello, inoculación de estrés, de conocimientos, de reflexiones, y de muchas dotes de humanidad, para mostrar a cada cual que como seres humanos y seres imperfectos, siempre cometeremos errores. 

Lo bueno, que podemos pulir defecto, lo malo, que seguramente no siempre podamos entrenar ni prepararnos para una intervención perfecta, o para un encuentro inesperado con la vida y la muerte en un metro cuadrado.

Y a veces cuando hablamos de FoF, parece que hablamos del patito feo de la instrucción, cuando realmente se trata de la cúspide de la misma, porque es el lugar donde testear nuestras capacidades y técnicas, nuestras aptitudes y nuestras actitudes.

Y quien sabe si más de uno es capaz de vencer a su ego, y logra encontrar un nuevo camino para mejorar.

Por favor, califica este post

 

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

Tiradores de Precisión en la Universidad

Tiradores de Precisión en la Universidad

Los pasados días 04 y 06 de mayo de 2019 profesores de E3A han impartido el tema 3 de las prácticas presenciales de la 2ª promoción del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA.

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

Force on Force. Medicina contra EGOS (parte I)

Force on Force. Medicina contra EGOS (parte I)

Force on Force. Medicina contra EGOS (parte I)

Jose Angel Soguero

Socio colaborador

INTRODUCCIÓN:

El movimiento en vida, a estas alturas todos o casi todos lo sabemos, lo mismo que sabemos es preciso el entrenamiento para alcanzar ciertas dosis de conocimiento y acercarnos al concepto de perfección, de maestría.  El problema sobreviene cuando el “Ego” nos supera, y se hace dueño de nuestra toma de decisiones.  Entonces es cuando sin quererlo estamos enterrando conscientemente nuestras capacidades de crecimiento, nuestras capacidades de mejorar nuestras aptitudes, y resumiendo, nos estamos atascando en el más absoluto de lo obsoleto.

«Los guerreros no se jubilan nunca»

Mario Andrade

Poeta, novelista, ensayista

«Y lamentablemente se equivocan y equivocan al respetable público, el arma que hay que perfeccionar es la mente, y los medios a usar, son válidos cualquiera hasta los cuchillos de postre desechables.«

Recuerdo un taller de tiro con pistola, en el que usando el desglose famoso de presentación del estereotipo de usuario de las armas de fuego, aludía al inconscientemente incompetente, y al conscientemente incompetente.  Uno de los alumnos al final del resumen de esa interesante disección del perfil del operador con armas, me dijo que él se encontraba en el nivel Inconscientemente competente, vamos, maestría en el uso de las armas de fuego.

No hizo falta mucho para descubrir en que adolecía… en humildad y obviamente en conocimiento.  Tenía dificultades para desenfundar, y tenía dificultades para resolver ejercicios en los que había que combinar capacidad de resolución cognitiva y ejercicios de tiro en sí.  Y obviamente cuando le indiqué de forma sutil y educada, que no lo veía muy “fino” y tal vez fuera por el día, el ambiente o incluso por mi forma de dirigir el ejercicio, su respuesta fue “que no se quería esforzar más porque el nivel de sus compañeros era muy bajo”.

El nivel bajo de sus compañeros…., era discutible, había personal de unidades de intervención de la policía nacional, había miembros de diversas unidades de policía autonómica, de guardia civil, y de unidades de respuesta de protección ciudadana de policías locales.  Y el que menos de ellos atesoraba años de experiencia en el asunto de templar nervios y afinar uso de las armas.  El susodicho inconsciente competente, no volvió al día siguiente aludiendo que se había puesto enfermo…

Rara vez este tipo de perfil de personas cree o considera que debe reciclarse, que debe entrenar o que debe modificar hábitos o técnicas, protocolos, materiales y medios de apoyo a su labor.  Sencillamente porque creen que una vez que terminaron “el período académico” ya es suficiente para afrontar una vida de más de 35 años de servicio…

Y podríamos hablar de los que en su doctorado ya se consideran expertos en todo, hasta en formación en educación física, en asistencia sanitaria, en artes marciales y defensa personal, y así hasta un sinfín de disciplinas que completan el perfil de todo un guerrero de carpeta y libro de alumno.

Y por más que les diga uno, “hay que reciclarse, hay que modernizar conceptos, hay que entrenar y hay que leer, estudiar y practicar…”, la respuesta es siempre la misma, “yo ya…. Estoy capacitado para eso y para más, y no me hace falta entrenar y aprender porque yo soy…. Tal o cual y tengo hecho este curso, este otro, este otro, mi tiempo de academia, y bla bla bla…”.  Y cuando le aludes que las cosas que hace 20 años estaban en línea ahora puede que estén desordenadas, te miran con desprecio e incluso con indiferencia.

Bueno y tras la introducción que considero reveladora y que seguramente a muchos les habrá traído a la cabeza a personajes que conocen o con los que tratan o han tratado, podemos seguir hablando de la necesidad de reciclaje, de avanzar, de moverse.

Cuando hace ya unos años comencé a trabajar con el concepto globalizador del Force on Force, siempre me planteaba el hecho de encontrar un medio que me permitiera aglutinar la fórmula mágica de poder combinar la amalgama de conocimientos para darles salida en un mismo concepto, y al final, sin querer entendí que el principio y el final de esa necesidad retórica, estaba en el centro de la misma.

Force on Force no era una nueva técnica de entrenamiento, o una nueva corriente filosófica adaptada, sencillamente era y es, aglutinar todas las disciplinas y conocimientos tanto científicos como psicosociológicos y volcarlos en un mismo lugar.  En resumidas cuentas perfeccionar un modelo de entrenamiento, en el que es necesario el bañarse en conocimientos más que en técnicas, porque estas técnicas se aprenden y se deben trabajar por separado en cada disciplina en las que uno se entrena o se perfecciona.

No podemos llegar a trabajar el concepto de Force on Force, siendo neófitos en el uso de las armas, en el uso de técnicas de defensa personal, en el uso de ciertos protocolos profesionales.  Sencillamente porque no se trata de una escuela de aprendizaje de técnicas, sino se trata de un conjunto de entrenamientos racionalizados, con la intención de potenciar las capacidades cognitivas y aplicarlos a un conjunto general.  ¿Complicada definición verdad?

Force on Force no es un invento de moda.  Ahora veo muchos anuncios de tiendas o de empresas que anuncian cursos exprés de Force on Force, usando “simunition” porque es lo que hay que experimentar…. Porque hay que usar tu arma… porque es el medio final y definitivo…

Y lamentablemente se equivocan y equivocan al respetable público, el arma que hay que perfeccionar es la mente, y los medios a usar, son válidos cualquiera hasta los cuchillos de postre desechables.  Equivocamos conceptos con fines, o más bien equivocan al personal.  Y es que hay mucho amigo de subirse a modas o inventarse o adaptar las cosas a su antojo y visión.

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

Tiradores de Precisión en la Universidad

Tiradores de Precisión en la Universidad

Los pasados días 04 y 06 de mayo de 2019 profesores de E3A han impartido el tema 3 de las prácticas presenciales de la 2ª promoción del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA.

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

Frente a un arma de fuego

Frente a un arma de fuego

Frente a un arma de fuego

Yampi OKM

Colaborador E3A

¿Quién está exento de verse frente a un arma de fuego?

En mi opinión nadie, es verdad que hay zonas o lugares donde es más probable, pero hoy en día, no es descabellado encontrarse en dicha situación.

Antes de adentrarme más en profundidad, quiero marcar una diferencia que para mí, como instructor es importante. No es lo mismo entrenar a personal profesional de seguridad que entrenar a civiles, los conceptos tienen que ser aplicados de forma diferente.

Para empezar en el tema, os lanzó dos preguntas, con el objetivo de analizar las diferentes situaciones.

¿Pensáis que un delincuente armado, enfrentado al policía, realizaría una amenaza?

¿El policía tiene tiempo para negociar o gestionar el incidente?

Admite que había meditado muchas veces sobre qué se sentiría emocionalmente estando inmerso en un enfrentamiento armado de verdad, en un o tú o yo. «Yo suponía que la realidad de un tiroteo distaba mucho de hacerle boquetes a un papel, como cuando iba a la galería de tiro. Pero claro, como no era experto… pues tenía que dar por bueno todo lo que mis formadores me decían. Ojo, hoy tampoco soy ningún experto, pero ahora sí sé qué se siente cuando te encañonan y cuando te disparan. Ya no es tan fácil colarme cuentos chinos».

Ernesto Pérez Vera

“Anatomía del tiroteo; policías: muerte en la calle”

Por desgracia tenemos muchos casos en los que el delincuente no duda en presionar el disparador.

«…la posibilidad de ser alcanzados asciende casi al 100%, queda claro que quien porta un arma blanca tiene ventaja.«

¿Un civil sabe 100% que el arma de fuego que se dirige contra él es una amenaza?

Las preguntas, relacionadas con los vídeos solo tienen la intención de mostrar un cambio en la forma de actuar de la sociedad actual, provocando una evolución en nuestro Krav Maga.

Después del análisis de las diferentes situaciones, es hora de adentrarnos en el Krav Maga Operativo y en sus valores agregados, con su metodología AMOT, desarrollada por Gabi Shai, Madrij principal de OKM.

www.okmif.com

Todo evoluciona, la sociedad cambia, por eso OKM está en constante evolución, adaptándose a la realidad. Mediante los valores agregados del OKM vamos a dar respuesta a lo anterior.

Si trabajamos la defensa contra arma de fuego de forma tradicional, siempre la trabajamos desde las perspectiva de una amenaza.

Recibo la amenaza, levanto los brazos y negocio la situación para escoger el mejor momento y realizar mi técnica. Perfecto, pero si nos vamos a lo comentado anteriormente. Donde no existe amenaza, tan solo existe la intención de matar.

Nosotros trabajamos desde ambas situaciones, defendiendo un ataque con arma de fuego y gestionando una amenaza con arma de fuego.

En nuestro entrenamientos aplicamos uno de los valores agregados más importantes, la Proactividad, es lo que permite adelantarme a la acción y con ello tener mas posibilidad de éxito en dicho enfrentamiento.

Me explico de forma más clara, si observo que alguien se aproxima, al estar cerca realiza un movimiento anormal, rompimiento de silueta. Para que voy a esperar a comprobar si es un arma y ser reactivo. Pudiendo anticiparme a la acción.

En nuestro sistema todos los valores agregados están integrados entre ellos, ya que uno aumenta al otro y así sucesivamente.

No me quiero despedir si comentar un detalle sobre el desarme de armas de fuego. Un civil manipulando un arma de fuego, golpeo en cargador y tirando de corredera. Saben que función tiene o es por que queda más bonito.

¿Cuántos civiles son expertos en armas de fuego? ¿El automatizar ese gesto puede ser un peligro para el civil?

A nivel profesional, también se mecaniza ese gesto, en teoría y sí, digo en teoría, los miembros de las FFCCSS son expertos en el uso del arma, dando esto por hecho.

¿Me ayuda mecanizar ese gesto?

Nadie tiene la verdad absoluta, el debate y los distintos puntos de vista nos enriquecen a todos.

Un saludo.

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

Tiradores de Precisión en la Universidad

Tiradores de Precisión en la Universidad

Los pasados días 04 y 06 de mayo de 2019 profesores de E3A han impartido el tema 3 de las prácticas presenciales de la 2ª promoción del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA.

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

Mi plataforma de tiro (parte II): Los brazos

Mi plataforma de tiro (parte II): Los brazos

Mi plataforma de tiro (parte II): Los brazos

Arturo Mariscal

Socio colaborador

El bloqueo no se lleva a cabo sólo con los pies, tenéis también que aprender a «bloquear» con el cuerpo, «bloquear» con la mente y, por supuesto, «bloquear» con un sable, de tal forma que impidáis al adversario llevar a cabo un segundo movimiento.

Miyamoto Musashi

Autor de "El libro de los 5 anillos"

Si las piernas y los pies soportan y estabilizan las fuerzas generadas en los disparos, los brazos sostienen y dirigen el arma. Por tanto debemos huir siempre de posiciones rígidas que obviamente serán difíciles de mantener durante un espacio indeterminado de tiempo.

«Mi mano está en una posición natural… El brazo que empuña se flexiona de forma natural…»

Los brazos:

Particularmente no tengo instalado en mi escopeta ningún tipo de grip delantero (ni en mi fusil de asalto). Considero que anatómicamente no son muy compatibles con la anatomía de la mano. Me di cuenta que si usaba un grip vertical en mi fusil terminaba situando la mano en el ángulo que formaba este con el guardamanos; si lo quitaba y la apoyaba en el ángulo que se forma delante del cargador, se me quedaba muy corto. Al final decidí no llevar grip.

Lo que sí llevo es un punto de referencia que me marca la posición para el pulgar de mi mano de apoyo, que no es otra cosa que la pieza con la que uno la correa portafusil al arma mediante un raíl picatinny. Sin más. Mi mano está en una posición natural, no hay muñecas retorcidas, no hay brazos rígidos, no hay posiciones antinaturales.

El brazo que empuña se flexiona de forma natural al empuñar el arma y se trata de pegar lo más posible al costado para que el hombro cree una especie de apoyo natural a la culata y evite que esta se resbale hacia afuera. Lo ideal es llevar la culata cercana al músculo pectoral; esto es válido para fusil o para escopeta ya que por ejemplo podemos estar limitados por el material de protección portado. Por ejemplo mi “viejo” chaleco portaplacas que incorpora salvavidas y me obliga a desplazar el arma al pectoral (correcto) o al brazo (mal).

También la posición de este brazo está muy condicionada por el arma, por ejemplo en mi caso la culata de mi escopeta es un poco larga para mi gusto y me obliga a separar un poco mi brazo. Aunque reconozco que para mí es una posición cómoda y el arma no sufre grandes relevaciones ni movimientos.

Conclusiones:

Tan sólo insistir en que es importante adoptar una posición corporal que permita concebir en todo momento una plataforma de tiro estable. Y que esta posición corporal es interesante que sea fácilmente adoptable.

Como todo es una posición que me funciona a mí, por lo que cualquier otra persona quizás deba variarla para adaptarla a sí mismo. Considero que es una posición cómoda porque se puede mantener rato ya que no hay músculos en tensión, además es una posición dinámica puesto que las extremidades están en una posición natural no rígida y permite los cambios de dirección en el caso de objetivos que aparezcan por el escenario en el que nos desenvolvemos.

Lo dicho, es “mi posición”, y espero que os sea de utilidad. Volveré a la carga con el siguiente artículo.

Mi plataforma de tiro (Parte I): Los pies.

El retroceso sobre mi cuerpo.

Por favor, califica este post

 

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

Tiradores de Precisión en la Universidad

Tiradores de Precisión en la Universidad

Los pasados días 04 y 06 de mayo de 2019 profesores de E3A han impartido el tema 3 de las prácticas presenciales de la 2ª promoción del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA.

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

Mi plataforma de tiro (parte I): Los pies

Mi plataforma de tiro (parte I): Los pies

Mi plataforma de tiro (parte I): Los pies

Arturo Mariscal

Socio colaborador

Este texto va dedicado íntegramente a la posición (la mía, la que yo uso, “mi posición”) más recomendable para emplear este arma. En estas notas pretendo analizar mi propia posición de tiro, que es la que a mí me permite crear una plataforma estable de tiro en el manejo de esta arma.

La escopeta presenta, fundamentalmente, un problema en su uso y no es otro que el retroceso que ocasionan las municiones que se emplean en ella con fines defensivos: postas y balas. Este tipo de munición generan unas fuerzas considerables que ocasionarán grandes movimientos en los disparos con la consiguiente pérdida de precisión, estabilidad, velocidad entre disparos, etc., a menos que se haya adoptado una posición estable y equilibrada.

Reconozco que soy un maniático con algunas cosas y una de ellas es esta, la posición corporal, ya que la considero fundamental.

El bloqueo no se lleva a cabo sólo con los pies, tenéis también que aprender a «bloquear» con el cuerpo, «bloquear» con la mente y, por supuesto, «bloquear» con un sable, de tal forma que impidáis al adversario llevar a cabo un segundo movimiento.

Miyamoto Musashi

Autor de "El libro de los 5 anillos"

Los pies:

Las casas se construyen desde los cimientos y, en este caso, los cimientos están en nuestros pies. Ellos van a ser la base de esa estabilidad. Nuestros pies van a transmitir al suelo el resto de la fuerza de retroceso que no hayamos sido capaces de compensar con nuestra posición de tiro.

Veamos si explico esto. Por un lado, nuestros pies proporcionan un agarre que van a evitar que haya desplazamientos corporales si la posición del resto del cuerpo está bien adoptada. Esto es la imagen que tendremos en mente de algún video en el cual una persona dispara un arma y la vemos elevarse y hasta dar pasos hacia atrás al no haberse conformado como plataforma de tiro estable.

Por otro lado, nuestros pies sirven de conductor para el resto de la fuerza generada por el disparo y que no ha sido absorbida y disipada por la posición corporal.

Vamos a analizar la posición de la silueta adyacente. Supongamos que nuestro tirador tiene situados ambos pies alineados y separados la anchura equivalente a la de los hombros. Es la posición que adoptamos cuando estamos esperando, es una posición estable que no requiere gasto energético ni esfuerzo. ¿Qué ocurre si disparamos? Sea arma corta o larga va a ocurrir lo mismo: el empuje que genera ese disparo se convierte en una fuerza que impulsa el arma hacia detrás. Es física sencilla. Y esa fuerza se transmite hacia el que la empuña y genera una vibración en él. Básicamente, lo que ha ocurrido es una pérdida de equilibrio en el tirador. Seguro que se ha entendido esa explicación.

La imagen inferior muestra la modificación de esta posición inicial. La vamos a ir analizando para entender lo simbolizado.

La imagen número 1 (en la izquierda) es la que adoptaremos para buscar conseguir un poco más de estabilidad cuando empuñamos un arma corta y no deseamos recibir esa pérdida de equilibrio comentada. Lo único que vamos a hacer, inconscientemente, es retrasar un poco uno de los pies: en este caso de tirador diestro, el pie derecho. Al hacer esto acabamos de ganar estabilidad. Ya en cada disparo no nos vamos a mover.

«…nuestros pies sirven de conductor para el resto de la fuerza generada por el disparo y que no ha sido absorbida y disipada por la posición corporal.«

Si desplazamos el peso del cuerpo hacia los metatarsos, que es la zona coloreada en rojo en la imagen, pasaremos a compensar la fuerza y nuestra vibración será mucho menor. ¿Cómo lo hacemos? Es sencillo, se trata de inclinarnos ligeramente hacia delante, llevando el mayor porcentaje de nuestro peso hacia delante situando nuestros hombros ligeramente adelantados a las caderas. Notaremos como si nuestros dedos tratasen de “agarrarse al suelo”.

La imagen adyacente muestra lo que trato de explicar. En ella se ve que la línea de los hombros (amarilla) está ligeramente adelantada a las caderas (línea roja), con lo cual acabo de desplazar mi peso hacia los metatarsos. Al hacer esto añado peso a mi posición corporal, 71 kg para ser exactos, y pasa a oponerse a la fuerza que tratará de transmitir mi pistola a mi cuerpo a cada disparo. Consigo estabilizarla y su vibración será menor, habrá una menor pérdida de la visión sobre el objetivo, podré encadenar series de disparos con más velocidad, etc. Es la posición que voy a adoptar para hacer fuego con un arma corta o con cualquier arma de retroceso reducido (subfusil, carabina en calibre pequeño, etc.).

Si nos vamos a la imagen número 2 y la comparamos con la anterior (1) podemos ver que los pies se han separado un poco del cuerpo en profundidad, manteniendo esa distancia entre ellos equivalente casi a la anchura entre hombros. El pie más retrasado va a servir para compensar el retroceso de un mayor calibre ya que produce más vibraciones.

Además se deben relajar un poco más las rodillas, de modo que el peso si antes se repartiese por ejemplo un 50/50 entre ambos pies, ahora pasamos a desplazarlo un poco más hacia el pie más adelantado (55/45). Seguimos compensando el retroceso oponiendo, entre otras cosas, el peso de nuestro cuerpo a la fuerza que genera el disparo.

Pasamos al esquema número 3. Los pies se han separado aun más en profundidad y las piernas ligeramente flexionadas hacen que el centro de gravedad descienda y se añada más peso aun hacia la pierna adelantada (por ejemplo 65/35). Además nuestro cuerpo se gira ligeramente para poder adoptar una posición cómoda.

La diferencia de disparar una escopeta con la posición 1 a hacerlo con la posición 3 va a ser, como ya se ha dicho antes, estabilidad y menor vibración, menor elevación y menor pérdida de la visión sobre el objetivo por tanto, poder encadenar series de disparos con más velocidad, etc.

Suscríbete

Síguenos en las RRSS

Más Artículos y Noticias

Tiradores de Precisión en la Universidad

Tiradores de Precisión en la Universidad

Los pasados días 04 y 06 de mayo de 2019 profesores de E3A han impartido el tema 3 de las prácticas presenciales de la 2ª promoción del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA.

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

OIS 2019 Sanidad Táctica en la Universidad

Los pasados días 01 y 02 de junio de 2019, profesores de E3A han impartido el cuarto tema práctico del curso de postgrado de Experto Universitario en Operaciones Internacionales de Seguridad titulado por la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA

Pin It on Pinterest