SAMI-X PRO: El sistema de intervención y combate cuerpo a cuerpo.

Oct 13, 2021 | Intervención, Técnicas defensivas, Tiro defensivo | 0 Comentarios

Pablo Varela

Director Técnico E3A

Las artes marciales o arte militar para el combate se crearon para el manejo y refinamiento del empleo de las armas y la lucha cuerpo a cuerpo. En el trascurso de la historia, evolucionaron y se perfeccionaron dentro de las diferentes culturas y contextos sociales de cada tribu, comunidad o país.

Con el paso de la historia se refinaron “técnicas” en el manejo de las armas contundentes, blancas y en la actualidad armas de fuego. Recientemente tenemos la ciencia que estudia la evolución y el desarrollo del comportamiento y rendimiento humano en combate; de cómo las personas luchan, por qué luchan y cómo las diferentes culturas han manifestado estas conductas del ser humano en combate: La Hoplología, introducida en España por el Doctor Cecilio Andrade.

En la actualidad las artes marciales se practican por tres motivos principales: defensa personal, actividad deportiva o uso profesional.

«Los guerreros deben fortalecer personalmente sus propias artes marciales tanto como puedan sus propias circunstancias.»

Miyamoto Mushashi

Samuari

«Al portar armas debemos tener muy presente que pueden ser sustraídas o utilizadas contra nuestra propia integridad, por ello debemos estudiar y tecnificar como defenderlas y como sacar el máximo rendimiento de éstas.»

La defensa personal viene motivada por la violencia contra las personas, por lo que muchos particulares deciden defenderse agudizando sus instintos primitivos de lucha o huida.

La actividad deportiva está destinada a la práctica de artes marciales de origen histórico o deportes de combate donde predomina el uso de armas tradicionales y lucha cuerpo a cuerpo en torneos deportivos. Trasmiten a sus practicantes valores personales como la disciplina mental, confianza, salud y carácter. Estas actividades deportivas, en ocasiones, pueden servir como base para el aprendizaje de profesionales armados.

La práctica con armas antiguas de hoja cortante o punzante, o imitaciones de armas de fuego no está autorizada por la intervención de armas para uso particular:

 “Las imitaciones de armas de fuego que por sus características externas puedan inducir a confusión sobre su auténtica naturaleza, aunque no puedan ser transformadas en armas de fuego; salvo que se encuentren en el propio domicilio como objeto de adorno o de coleccionismo y se hallen inscritas en un Libro-Registro”.

 “Bastones-estoque, los puñales de cualquier clase y las navajas llamadas automáticas. Se considerarán puñales a estos efectos las armas blancas de hoja menor de 11 centímetros, de dos filos y puntiaguda”.

 Para este tipo de prácticas se debe contar con materiales debidamente marcados y fabricados en materiales no lesivos para los entrenamientos deportivos.

Actividad profesional: la formación como profesionales de las armas viene motivada por la representación de la Autoridad que confiere el legislador para hacer un uso de la Fuerza. Para ello debemos formarnos como Guerreros profesionales en la protección y defensa de las armas.

La tenencia y uso de armas de fuego, bastones de letalidad reducida, armas blancas o machetes militares o elementos de engrilletamiento para realizar la detención, son elementos de uso profesional y restringido a estos colectivos en el ámbito de sus competencias. Por este motivo, en ningún caso, la práctica y tecnificación detallista en el uso de estas herramientas y armas puede ser considerada como práctica deportiva y de enseñanza a particulares no profesionales.

Por ello las materias a impartir sobre la formación de estos colectivos está promovida por la administración en el seno de sus plantillas e instructores, siendo complementada de forma particular por asociaciones, empresas privadas o universidades, autorizadas por el Ministerio del Interior y la Intervención de Armas para la enseñanza en estas materias.

Entrenamientos detallistas

No todo vale. El alcance de internet, el uso de redes sociales y la globalización han hecho que la expansión de sistemas de entrenamiento marcial se entremezcle (deporte, defensa personal, uso profesional) de forma alarmante y descontrolada. Por eso muchos profesionales armados no tienen claro qué sistemas marciales practicar o cuál es su finalidad.

Para ello proponemos las siguientes preguntas:

¿En sus entrenamientos porta habitualmente los medios materiales que emplearía en su servicio?

¿Estos medios materiales son adecuados para el entrenamiento y están perfectamente marcados como medida básica de seguridad?

¿En sus entrenamientos tiene en cuenta el uso legal de la fuerza?

¿Trabaja el arco graduado y congruente en el uso de los recursos letales o de letalidad reducida?

¿Se relaciona su formación de tiro con su formación en lucha cuerpo a cuerpo o intervención operativa policial?

¿En su formación de tiro le enseñan a evaluar las amenazas, hacer uso de elementos no letales o al uso de la palabra como herramientas en la gestión de un enfrentamiento?

¿Trabaja escenarios donde contextualizar las técnicas aprendidas?

¿En sus entrenamientos se tiene en cuenta la gestión e inoculación del estrés?

Los sistemas de entrenamientos modernos deben partir de la base de trabajar con las armas que portamos habitualmente para nuestro servicio: fusiles de asalto, pistolas, defensas, elementos de detención, dispositivos eléctricos, sprays, cinturones de servicio, chalecos, porta-placas… siempre que los tengamos asignados en nuestra dotación personal. De nada nos sirve portar un fusil de asalto y para las practicas de lucha cuerpo a cuerpo dejarlo apoyado en una esquina, o dejarlo simplemente para realizar técnicas de desarme.

Por el contrario, de nada sirve ir al campo de tiro a realizar prácticas deportivas de tiro, donde el objetivo de cada ejercicio es conseguir la máxima puntuación posible, pero no se tiene en cuenta la toma de decisiones y la discriminación de los objetivos.

Estos sistemas de entrenamiento deben de ofrecernos soluciones al porte y defensa de nuestras armas, sacar el mayor rendimiento de estas de forma no letal o llegado el caso de forma letal. Recordemos que las armas no se inventaron para competir.

La práctica continuada y detallista debe ofrecernos fluidez y autoconfianza en situaciones bajo estrés y en las condiciones más reales posibles.

Se deben contar con materiales debidamente diseñados para los entrenamientos.

La legislación en el uso de la fuerza es diferente en cada país, “no todo vale”, por eso el contenido técnico del sistema de entrenamiento debe contener legislación en el uso de la fuerza y como aplicarla en el entrenamiento de forma fluida.

Al portar armas debemos tener muy presente que pueden ser sustraídas o utilizadas contra nuestra propia integridad, por ello debemos estudiar y tecnificar como defenderlas y como sacar el máximo rendimiento de éstas.

SAMI-X PRO

El sistema SAMI-X PRO está diseñado para satisfacer las necesidades concretas de profesionales del ámbito de la Seguridad y la Defensa, se enmarca en la práctica profesional y no en la práctica de la defensa personal o deportiva.

Su fundador Peter Weckauf, está reconocido entre los mayores expertos del mundo en sistemas de entrenamiento de artes marciales. SAMI Combat Systems tiene academias de formación en 54 países. Se caracteriza por un entrenamiento riguroso, progresivo y detallista, apoyado por tecnología y metodología de la enseñanza del siglo XXI.

El acceso y contenidos en la formación de SAMI-X PRO están restringidos a formadores o alumnos profesionales de los colectivos de la Seguridad y Defensa.

En Escuela de las 3 Armas hemos apostado por este sistema y por ello nos hemos constituido como Centro de entrenamiento SAMI   y a través de la Plataforma Digital los interesados en este sistema podrán encontrar contenidos audio visuales y Jornadas de Capacitación para mejorar su formación en esta materia.

Durante el programa formativo de SAMICS, que contiene varios niveles, adquirirás las habilidades necesarias para el manejo eficiente de armas, como el fusil de asalto, el cuchillo de combate, el arma corta, el bastón extensible o el uso del spray. El objetivo es que seas capaz de gestionar el conflicto para ganar el control sobre la situación; todo ello con un condimento muy especial: el acondicionamiento físico y mental para soportar el estrés de un enfrentamiento en el cual puede estar en riesgo la vida.

El trabajo de equipo y el liderazgo son elementos fundamentales de estudio durante la práctica y tecnificación de las habilidades que se pretenden alcanzar.

Cada nivel de estudio comprende 6 aéreas de trabajo, divididas en módulos. Estos módulos de estudio se adaptan a cada usuario, es decir dependiendo de los cometidos propios del profesional, realizan los módulos que se adaptan mejor a su entorno laboral.

Desde el nivel 1 se adquieren las herramientas fundamentales para dar un buen servicio. Poco a poco con la práctica continuada, se establecen hasta 9 niveles de aprendizaje o pequeños sprint que tienen como Meta la práctica continuada del profesional armado durante sus años de servicio.

Tomando como referencia uno de mis artículos sobre la formación del guerrero, establecíamos que el tiempo medio de servicio activo para poder ser formador venía determinado por el tiempo que nos permitiese llenar nuestra pirámide de formación acorde al puesto táctico. Este tiempo medio rondaría entre 8 a 10 años de servicio.

Desde E3A apostamos por la excelencia en el servicio y por ello hemos dado un paso más en la formación de rigor universitario a través del Campus para la Seguridad y la Defensa, donde poder establecer itinerarios formativos de la mano del Consejo Asesor en  materia de Intervención y Combate Cuerpo a Cuerpo y otras materias. Los concurrentes a los diferentes cursos que se convoquen podrán anotar en su expediente curricular las titulaciones que se adquieran y también podrán adherirse a la bolsa de trabajo.

Por favor, califica este post

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE ESCUELA DE LAS 3 ARMAS

Finalidades: Responder a sus comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en rayfkow68@hotmail.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

 

Suscríbete

Más Artículos y Noticias